Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.


Este  sitio fue  actualizado, 21-07-2015
El sitio web es un vehículo para publicitar la clínica del Dr. Miracle.

 

 

 

TRATAMIENTO DE LOS NODULOS TIROIDEOS FRIOS

¿Qué es una tiroidectomía?

La tiroidectomía es la resección total (toda) o parcial (parte) de la glándula tiroides. Uno puede necesitar esto debido a que tiene su glándula tiroides inflamada o crecida, o como tratamiento del cáncer de tiroides. Su cirujano endocrino le explicará si es necesario resecar toda o una parte de su glándula tiroides, para que usted autorice el procedimiento estando plenamente informado. En caso de que no entienda alguna de esta información, por favor pregunte, ya que es muy importante que usted tome la decisión correcta.

¿Es una cirugía segura y cuáles son los riesgos y posibles complicaciones?

La resección total de su glándula tiroides quiere decir que será necesario tomar pastillas de reemplazo  hormonal por el resto de su vida, ya que de lo contrario, tendrá síntomas de hipotiroidismo (cuando se secreta muy poca hormona tiroidea y entonces las células trabajan más despacio de lo normal.) Las pastillas de hormona tiroidea son del tamaño de una pastilla de edulcorante artificial y tomarlas no implica casi ningún riesgo. Una vez que su cuerpo esté con los niveles hormonales necesarios, podrá tener una vida completamente normal, pero necesitará revisar periódicamente sus exámenes de función tiroidea.

Las pastillas de tiroxina también se dan para suprimir los niveles de la hormona estimulante del tiroides (TSH), lo que constituye una parte importante para el tratamiento del cáncer de tiroides. Por lo tanto, la mayoría de los pacientes recibirán tiroxina aún cuando solo se les ha resecado parte de la glándula. Esto se le informará durante su estancia hospitalaria antes de que salga para su casa.

Necesitará exámenes de sangre de forma regular para medir sus niveles hormonales y así poder hacer los ajustes en los medicamentos como sea necesario. Se le citará en el consultorio para llevar este seguimiento.

La tiroidectomía NO influye en su capacidad para tener hijos, pero es importante que pida consejos e información si piensa en empezar una familia.

Con la cirugía de tiroides es necesario resecar una o más de una glándula paratiroides, lo que provocará que los sus niveles de calcio disminuyan de lo normal. Si esto llegara a suceder, se le informará e indicará tomar calcio y a veces también vitamina D. La mayoría de las veces esto es algo temporal, pero puede ser permanente. Sin embargo, por lo regular no es necesario resecar las glándulas paratiroides.

¿Afectará mi voz?

La glándula tiroides está junto a la laringe y a los nervios que entran en ella. Después de la cirugía puede sentir la voz ronca y débil y su capacidad para cantar puede quedar ligeramente afectada, pero esto generalmente se recupera rápidamente. En un porcentaje muy pequeño de pacientes, estos cambios en la voz son permanentes.

¿Después de la tiroidectomía tendré afección en mis niveles de calcio?

Las paratiroides controlan los niveles de calcio en la sangre y están localizadas cerca de la tiroides. Algunas veces, estas glándulas pueden afectarse durante la cirugía y en ese caso uno puede experimentar adormecimiento en las manos, dedo, labios o alrededor de la nariz. A veces algunos pacientes se pueden sentir en verdad muy mal. Por favor no deje de avisarle esto a las enfermeras o médicos involucrados en su tratamiento, o en caso de presentar estos síntomas estando de regreso en casa, comuníquelo de inmediato con su cirujano endocrino o endocrinólogo. Para monitorear los niveles de calcio en su cuerpo, se le tomarán muestras de sangre después de la cirugía. Si el nivel de calcio en su sangre está bajando, esto se puede controlar fácilmente con suplementos de calcio, ya sea de forma intravenosa o con tabletas vía oral. Por lo general, estos suplementos serán necesarios sólo en cuanto las paratiroides reestablezcan su función normal después de haber quitado la tiroides. Se le informará el tipo y duración de los suplementos de calcio.

¿Tendré rigidez de nuca, imposibilidad para la movilización de los hombros o dolor?

Sentirá alguna molestia y rigidez de cuello pero se le administrarán medicamentos para disminuir cualquier dolor o molestia. Los analgésicos para el dolor se pueden dar de varias formas, tales como inyecciones, gotas o tabletas vía oral. La mayoría de los pacientes aseguran que las molestias no son tan severas como se lo imaginaban, y después del primer día ya están de pie y caminando. Después del primer día posterior a la cirugía se le indicarán ejercicios de cuello y después de algunas semanas sus movimientos de cuello y hombros serán normales. Se le pedirá que no maneje automóvil por una a dos semanas.

¿Tendré una cicatriz?

Después de la cirugía, ya sea que se le ha resecado parte o toda la tiroides, tendrá una cicatriz, pero una vez que esta sane, por lo general es poco perceptible. La cicatriz sigue el trayecto de las líneas naturales de la piel.

¿Cuáles son los preparativos preoperatorios?

Se le tomarán estudios preoperatorios de rutina tales como exámenes de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax.

¿Qué preparativos necesitaré para la cirugía?

Su cirugía se hará bajo anestesia general lo que significa que usted estará completamente inconsciente durante toda la operación. La resección de una parte o toda la tiroides requiere de un procedimiento quirúrgico delicado lo que significa que la duración de la cirugía será en promedio de dos horas.

Para prevenir vómito y otras complicaciones durante la cirugía, será necesario que usted se mantenga en ayuno por lo menos ocho horas antes de la cirugía. Se le indicará a partir de que momento iniciará su ayuno.

El tiempo de estancia intra hospitalaria es en promedio de 48 horas, o más en caso de que se presente alguna complicación. Si usted desea conocer y platicar con algún otro paciente a quien ya se le ha realizado este procedimiento, esto se puede arreglar.

¿Cuál será mi aspecto después de la cirugía y qué es lo que podré hacer?

Tendrá una herida en la cara anterior del cuello la cual sentirá ligeramente inflamada. Las puntadas serán internas para evitar quitar los puntos después. Tendrá uno o dos drenajes saliendo por debajo de la herida conectados a una bolsa colectora de plástico. Esto es para evitar que se acumule el líquido que sale después de una cirugía adentro en el cuello. Tendrá la herida cubierta con gasas para mejorar la cicatrización y evitar que se infecte. Este drenaje se retirará en 24-48 horas después de la cirugía.
Sentirá alguna molestia y dolor en el cuello, pero se le indicarán medicamentos para aminorar los síntomas. Por su propia seguridad, se le pide que no se baje de la cama de inmediato después de la cirugía ya que se puede marear y sentir muy débil. La primera vez que necesite ir al baño, una enfermera le ayudará con un pato o cómodo. Después, usted podrá pararse al baño solo. En el barandal de su cama tendrá un timbre para llamar a la enfermera cuando lo necesite, Después de su cirugía puede que no se sienta muy sociable, así que se le recomienda que restrinja sus visitas.

¿Afectará mis hábitos alimenticios?

Durante un período corto de tiempo sentirá dolor al tragar por lo que se le indicará dieta blanda y sin irritantes. Notará que los jugos y licuados serán de gran ayuda para cumplir con sus requerimientos dietéticos, lo cual es importante para su pronta recuperación.

¿Tendré dolor de garganta?

Si tendrá dolor de garganta, por unos días, y se le darán medicamentos para disminuir las molestias. Por favor tome sus medicamentos como se le indican y no exceda la dosis prescrita. Su cuello se puede inflamar y poner duro al tacto, con cierta sensación de hormigueo, la cual cederá conforme se vaya recuperando.

¿Cuándo podré regresar al trabajo?

Generalmente le tomará 1 a 2 semanas después de la cirugía, o tal vez más, dependiendo de su ocupación y tipo de trabajo.

ABLACIÓN DE NODULO TIROIDEO CON ETANOL

La realización de una Ablación de Nódulo Tiroideo con Inyección Percutánea de Etanol  (PEI) es un procedimiento que consiste en inyectar alcohol puro (al 97%) dentro de un nódulo tiroideo a través de una punción directa mediante la guía del ultrasonido. Se emplea una aguja convencional (como las que se usan para las inyecciones intramusculares), y una vez localizada la lesión (nódulo o masa tiroidea) se introduce en ella la aguja y se inyecta alcohol directamente dentro del nódulo. La cantidad de alcohol que se inyecta es de entre 1 a 1.5 ml por ml de volumen del nódulo. Esta cantidad total se divide en varias aplicaciones, las cuales se realizan 1 vez por semana, y que en promedio suelen ser 5 (dependiendo del tamaño del nódulo)

Estudios llevados a cabos tanto en los Estado Unidos como en el continente Europeo y Asiático han demostrado la seguridad y eficacia de este procedimiento, lográndose tasas de curación del hipertiroidismo en alrededor del 95% de los casos, con mejoría de los niveles de hormonas tiroideas en el restante 5% cuando se tratan de nódulos hiperfuncionantes. En el caso de nódulos fríos se ha observado reducción del tamaño del tumor de entre un 35 a 50% de volumen inicial (reportado en la literatura médica), siendo la experiencia personal en nuestro centro una reducción promedio del 70% del tamaño original del nódulo. Usted debe saber que los tumores tratados con ablación disminuyen su tamaño lentamente en los próximos meses, por lo que se deberá de hacer ultrasonidos de control al mes, a los 2 meses, a los 6 meses y al año del procedimiento final. Existe también la posibilidad de que el tumor pueda volver a crecer con el tiempo y que usted necesite de una nueva ablación en el futuro.

Suele ser un procedimiento relativamente sencillo, aunque no está exento de algunas complicaciones y efectos secundarios. Se reportan  efectos secundarios en 1 de cada 33 pacientes, dentro de los cuales dolor local de leve a moderada intensidad durante el procedimiento y durante las siguientes 12 a 48 horas (1 de cada 38 pacientes), tos (1 de cada 476 pacientes) y baja de la presión arterial transitoria (síndrome vaso-vagal, 1 de cada 294 pacientes). Se reportan complicaciones menores en 1 de cada 50 pacientes, dentro de las cuales  la posibilidad de formar un hematoma (derrame) local (piel y/o planos profundos) en 1 de cada 100 pacientes, la posibilidad de formar un absceso (acumulo de pus) local en 1 de cada 1500 pacientes y nausea con vomito en 1 de cada 161 pacientes. Se reportan complicaciones mayores  en 1 de cada 71 pacientes, dentro de las cuales cambios en la voz (en la mayoría transitorios que resuelven en 2 semanas) en 1 de cada 100 pacientes, ruptura del nódulo en 1 de cada 714 pacientes e hipotiroidismo en 1 de cada 1500 pacientes. En casos extraordinarios usted podría requerir de ser vigilado (a) durante algunas horas en el servicio de urgencias o podría requerir de ser hospitalizado (a) dependiendo de su condición después de la ablación

Es importante hacer énfasis en la coagulación de la sangre, para evitar hemorragias durante el procedimiento, los medicamentos como la aspirina y los anticoagulantes orales (Sintrom, Warfarina etc...) afectan la coagulación de manera directa y deben  suspenderse varios días antes del procedimiento. La aspirina (ácido acetil salicílico) y el Copidogrel (Plavix, Iscover, etc…) 7 a 10 días antes, la warfarina 3 a 5 días antes y la heparina 4 a 6 horas antes.

Por ultimo debe usted presentarse con 6 horas de ayuno previo a su estudio


La pagina  que  usted está  visitando  www.endocrinologiaintegral.com, no  cuenta con patrocinadores,
ni  fondos de publicidad. Todos  los  recursos son financiados por  el  equipo del sitio.
Aviso de Privacidad